Archive for the 'GNU/Linux' Category

Ramona y Clarita

Abr 20 2015 Published by under GNU/Linux

Esta es la historia de Ramona, una señora de cualquier barrio. Ramona tiene una vecina, Clarita, que hace una empanada gallega exquisita. Ramona piensa cuánto le gustaría a ella poder cocinar esa empanada, pero Clarita no le da la receta; sólo le permite probarla, le permite degustarla, pero no le quiere decir cómo esta hecha.

Ramona cada vez que puede la prueba y se imagina los condimentos, los tiempos de cocción, será realmente caballa esto? se pregunta indignada, y le insiste, le pide a Clarita que le dé la receta, pero no, Clarita dice que le costó mucho lograr hacer esa empanada, y que no quiere dársela… Pero tanto insistió Ramona, que Clarita finalmente accedió. Pero le dijo: te doy la receta pero si respetas estas condiciones:

Primero: No podés divulgarla, ni comentarla con nadie.

Segundo: No podés modificarla, ni mejorarla.

Tercero: No importa si a tu marido le hace mal la sal, debés respetar las cantidades que ahí escribo.

Cuarto: La receta no es tuya, yo te la presto para que puedas hacer la empanada.

Quinto: Si por cualquier motivo cambias la tartera, debés volver a pedirme la receta, esta te la doy para que la prepares en una sola tartera.

Sexto: No podés combinarla con ninguna otra comida, salvo que sea una receta mía.

Séptimo: No podés preparar dos empanadas a la vez con la misma receta.

Octavo: La receta deja de tener validez si no respetás estas normas.

Noveno: Me debés $500 por la receta, y que no me entere que la copiaste, o que la vendiste, o que vendés las empanadas, o que ganás plata con cualquiera de las recetas que, cuando me pagues, te voy a dar para que acompañes la de la empanada, recetas que tienen las mismas condiciones que ésta.

Décimo: Si se me ocurre alguna otra condición, puedo agregarla.

Ramona pensó un largo rato y luego le dijo, “Mirá Clarita, no quiero tu receta, porque yo soy buena cocinera, y voy a hacer una empanada gallega, la que mejor me salga sin tu receta, y cuando crea que mi empanada me sabe respetable, entonces voy a divulgar la receta, la voy a copiar y voy a tratar de que a cada señora o señor que quiera cocinarla, le llegue una copia, y voy a pedir que la prueben, que cada uno la copie, la mejore y la divulgue, que la adapten a sus deseos y necesidades, que le saquen la sal si les hace mal, que traten de hacer de ella la mejor empanada, que me avisen si algo no está bien, que si alguien quiere vivir de vender mi receta que lo haga, yo estaré orgullosa, y lo único que voy a pedirles a cambio, es que nadie, nunca, haga a otra persona el planteo que me acabas de hacer… Estoy segura, Clarita, de que dentro de poco tiempo me va a llegar una copia de mi receta, tan rica, tan sana, tan probada y mejorada, que vos Clarita, sí, vos, me vas a pedir una copia y yo te la voy a dar con gusto! Gracias igual.


Luciano Jáuregui, Neuquén, julio de 2008.­


No responses yet

Next »